La teoría de la telaraña

Las arañas construyen una telaraña para capturar todo tipo de insectos y alimentarse de ellos. Esa idea es la que hay que aplicar en las redes sociales (sin necesidad de comerse a nadie).

Existen distintos tipos de telarañas, al igual que distintos tipos de redes sociales. Depende de la presa que quiera capturar la araña, esta crea su trampa con más o menos seda.

Si pensáis siempre en lo mejor para vuestra empresa, las redes sociales deben entrar en vuestros planes. Según el tipo de cliente al que la empresa esté dirigida se utilizarán unas u otras redes sociales.

Cuando se ha diseñado la telaraña de redes sociales hay que tener claro cuál es su objetivo: atraer clientes para generar ingresos. Así de simple, ese cliente debe ser captado por la empresa a través de su página web, ahí es donde los clientes potenciales visualizarán los contenidos y decidirán si les interesan o no.

Las arañas esperan que sus capturas caigan en su red, pero también hacen un trabajo diario de mantenimiento de las telarañas cuando estas se rompen o se ensucian.

Con las redes sociales y la página web debemos de tomar ejemplo de las arañas y llevar a cabo un mantenimiento periódico para poder seguir capturando clientes.

La teoría de la telaraña
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *